domingo, abril 01, 2012

YULIA DRÚNINA



.





EN LA ESTEPA


El calido viento seco
acaricia los hombros desnudos.
El grillo enloquecido
se sentó sobre mi espalda.


Me da miedo moverme,
orgullosa de mi confianza.
La estepa es como un plato de cobre.
¿Que es lo que brilla? ¡El agua!


El arroyo es pobre,
pero su agua es dulce...
Algo voló como una chispa,
¿acaso fue un verso?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...