jueves, octubre 11, 2012

HIPERFAGIA DE UN POETA



Tragar, tragar, es lo que asusta, tragar incluso del aire
su transfiguración. El mar ardiendo en los ojos de
Gimferrer como majestuosa obra de arte.


Y no conoces la voz que te habla...
y tragas, tragas, tragas de ti lo que callas,
lo que surge de adentro, lava de un volcán
que amenaza, que atenaza, que amordaza.

Y no dejas poeta, de tragar, tragar cinco veces
tu egoísmo, ese rojo de tus ojos brotando,
y tragas hasta buscar quebrar los sueños del Otro
que en sentido (no figurado) soy yo.

(Santo Domingo parte atrás. 2011).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...