domingo, noviembre 07, 2010

La Nueva Conciencia para una Nueva Educación.

Lic. Luis A. Russi Gerfó. (gentileza de la Prof. Lic. Silvina Caruso para MACONDO)
El ser humano debe experimentar un cambio de conciencia. Esto se logra abandonando antiguos modelos y patrones de conducta que recortan la visión, es decir, que son fragmentarios, para darle lugar a una mirada integral u holística que permita expandir la conciencia, realizando primero una profunda introspección, mirando nuestro interior, dejándonos guiar por los dictados de la Voz que está en lo profundo de nuestro ser y nos va marcando nuevos rumbos y senderos tanto en lo espiritual como en lo material.
La Nueva Conciencia se alcanza a través de la liberación de experiencias y recuerdos no tan gratos, mediante el desbloqueo de emociones y pensamientos negativos Cuando esto ya se ha superado, experimentamos un nuevo nacimiento (que es de carácter espiritual, ya que el nacimiento físico ya ha tenido lugar).
La Nueva Conciencia conlleva un Nuevo Nacimiento, por lo tanto surge un nuevo ser humano que ve la necesidad de transformar todas sus actividades en todos los rubros, y la Educación no está ajena a tales cambios, ya que la mirada holística debe expandirse al contexto educacional, pudiendo lograr una renovación en prácticas y metodologías teniendo en cuenta los siguientes factores:
1) El docente debe cambiar su rol convencional, para dejar de ser constantemente el centro de la escena, pues debe ser un orientador que coopera con su alumno en la solución de problemáticas, pero no le suministra directamente una resolución prefabricada: “[…] Un buen profesor no debe dar la solución, tiene que esperar que el niño la encuentre […]”.
2) La escuela debe efectivizar cambios que provoquen la ruptura del esquema rígido de impartición exclusiva de conocimientos abstractos y enciclopédicos sin tener en cuenta la emotividad del alumno, ya que se requiere: “[…] una escuela vital ‘biointegral’ que base las técnicas de enseñanza en las emociones sin descuidar el intelecto […]”. Se necesita una escuela que brinde una formación integral, que nuclee varios contenidos curriculares y no que los separe o disocie. El conocimiento intelectual es importante, pero no debe circunscribirse la Educación solamente a ello, sino que deben integrarse a los planes de estudio nociones y disciplinas que estén ligadas a la Armonía, el crecimiento y desarrollo espiritual, la Paz, el Amor, diversas filosofías nuevas que promuevan un sujeto formado en múltiples dimensiones (física, mental, emocional y espiritual).
3) El sistema educativo formalmente organizado debe reestructurarse a tal punto de que: “[…] es importante hacer una reingeniería y evolución en el sistema educativo desde sus raíces, para así poder cooperar con este cambio a nivel educacional y a nivel del ser humano […]”.
4) Debe entenderse que los niños y jóvenes de este tiempo son diferentes a los de épocas pasadas: “[…] Los niños y niñas de hoy presentan talentos innatos excepcionales de mayor percepción y sensibilidad en los ámbitos fisiológicos, afectivos, emocionales, éticos, conductuales, cognitivos, sociales, psíquicos y espirituales […]”El Nuevo Sistema Educativo debe estar adaptado a estas generaciones que presentan un alto grado evolutivo o vibracional, pero para que eso suceda, debe tenerse en cuenta que los niños y jóvenes de hoy están construyendo un nuevo sujeto pedagógico, muy distinto al de tiempos pasados .El desafío consiste en construir una Nueva Educación, y por consiguiente un Nuevo Sistema que los sepa contener y satisfacer sus demandas e intereses.


La Nueva Educación es posible, por eso hay que diseñar instrumentos y herramientas pedagógicas para contribuir a ese cambio, y para que la Nueva Conciencia vaya expandiéndose a mayor escala a nivel de las instituciones educativas. Este es el planteo y el desafío para encarar, depende de cada actor involucrado (docentes, alumnos, padres) el hecho de trabajar por la reestructuración pedagógica.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...