sábado, marzo 26, 2011

ANTOLOGIA : JOSE MARTI o LA DIGNIDAD AMERICANA


 (*) JUAN MANUEL RAPACIOLI

Las obras fundamentales del poeta y político cubano José Martí (1853-1895), reunidas y organizadas en una nueva “Antología”, dan testimonio de una vertiente estética que el autor eligió para desplegar su retórica y del sólido compromiso social en su actividad artística.

Recientemente publicada por Eudeba (Editorial de la Universidad de Buenos Aires), el volumen ofrece cinco obras del autor: “Ismaelillo” (1882), compuesta por quince poesías breves y musicales que marcan el comienzo de la nueva estética modernista -con un estilo despojado y directo-, donde la figura de un hijo lejano sirve como resistencia ante la injusticia social.

“Hijo: espantado de todo, me refugio en ti. Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud y en ti”, así comienza el poema que nos introduce en el canto doloroso pero esperanzado de un padre a su hijo, en un contexto donde el conflicto político se hace pesado: “Esos riachuelos han pasado por mi corazón. ¡Lleguen al tuyo!”.

El segundo volumen presentado es “Versos sencillos” (1891), donde su preocupación por el sentido armónico de lo natural queda fuertemente plasmada; se trata de piezas autobiográficas nacidas en un momento político crucial: la primera Conferencia Panamericana de Washington, donde se buscaba acercar los países latinoamericanos a la órbita de Estados Unidos.

“Mis amigos saben cómo se me salieron estos versos del corazón. Fue aquel invierno de angustia, en que por ignorancia, o por fe fanática, o por miedo, o por cortesía, se reunieron en Washington, bajo el águila temible, los pueblos hispanoamericanos”, confiesa el autor en la primera página del libro.

La más íntima y cruda poética de Martí la encontramos en el tercer volumen, donde una selección de sus “Versos Libres” -escritos entre 1878 y 1882-, refleja su angustia ante las injusticias sociales y su lucha política, en un estilo maduro que recuerda a los salmos bíblicos.

“¡Sí! ¡Yo también, desnuda la cabeza de tocado y cabellos, y al tobillo una cadena lurda, heme arrastrado entre un montón de sierpes, que revueltas sobre sus vicios negros, parecían esos gusanos de pesado vientre y ojos viscosos, que en hedionda cuba de pardo lodo lentos se revuelcan!”, exclama el autor en uno de sus primeros “Versos Libres”.

“Nuestra América” (1891) -cuarto libro de la “Antología”-, es un ensayo literario-político donde el autor desmenuza y organiza una de sus preocupaciones principales: la construcción colectiva de una ideología latinoamericana. Siempre en tono de denuncia, critica a los sectores que imitan modelos extranjeros y plantea la necesidad de un sistema con raíces en la propia América.

“Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifique al rival que le quitó la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas y le pueden poner la bota encima, ni de la pelea de los cometas en el Cielo, que van por el aire dormidos engullendo mundos”, comienza el ensayo.

La obra y la personalidad de Martí quedan sintetizadas en “Diario de Campaña” -quinto y último volumen del libro-, donde el autor despliega de forma intensa y urgente el sentido final de su búsqueda poética, su lucha social y su humanismo revolucionario.

Martí comenzó a escribir su Diario antes de desembarcar en Playitas, provincia de Oriente, el 9 de abril de 1895, donde viajó para participar en la batalla por la independencia de Cuba: ya entrado en combate, se separó de sus tropas y cabalgó con un acompañante hacia un territorio donde se ocultaban soldados españoles; fue alcanzado por los disparos y murió a causa de las heridas el 19 de mayo de ese año en la zona de Dos Ríos.

"Bote. Salimos a las once. Pasamos rozando a Maisí, y vemos la farola. Yo en el puente. A las siete y media, oscuridad.

Movimiento a bordo. Capitán conmovido. Bajan el bote. Llueve grueso al arrancar. Rumbamos mal. Ideas diversas y revueltas en el bote.

Más chubasco. El timón se pierde. Fijamos rumbo", se lee en la primera página del "Diario de Campaña. De Cabo Haitiano a Dos Ríos" José Julián Martí y Pérez, más conocido como José Martí, fue uno de los poetas cubanos más relevantes de su época, de gran influencia para las generaciones posteriores; considerado uno de los padres del “modernismo” -movimiento que buscaba una renovación en los recursos expresivos del lenguaje y en la sensibilidad creadora-, y precursor de lo que después se conocería como el “latinoamericanismo”.

Fue también un político importante; creador del Partido Revolucionario Cubano, siempre fiel a un ideario social de liberación, al fin del dominio colonial y a la expansión estadounidense: a los 17 años fue condenado a realizar trabajos forzados por apoyar a los movimientos independentistas contra España. Murió al ser emboscado por tropas españolas surante la batalla de Dos Ríos.

FUENTE : TELAM

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...