sábado, abril 02, 2011

AL DIVINO BOTÓN

(*) GENTILEZA DE ALBERTO NADRA


Seguimos con nuestra selección dominical de Tres mil historias de frases y palabras que decimos a cada rato, de Héctor Zimmerman, Editorial Aguilar.
“…Después de una hora perdida al divino botón…” escribe Marco Denevi en su cuento Charlie. Esta expresión, común en el habla de los argentinos, se aplica a lo que se hace o se dice sin objeto definido o sin resultado. Menos usual es una variante de la misma frase, “al santísimo botón”, que también relaciona la botonería con lo místico y con la inutilidad de una acción. Dos datos sugieren que no se trata de un botón cualquiera, el de una camisa, por ejemplo. En italiano, butonelle son las cuentas del rosario. En francés, la frase filer le chapelet, desgranar el rosario, equivale a hablar mucho y sin sentido, como quien pasa las cuentas en vano y porque sí. Si la expresión se refiere a las cuentas del rosario, es posible que ella naciera de alguien que perdió la fe a fuerza de orar sin ser escuchado. Con el tiempo, esa actitud se borró de la frase, y lo de “divino” perdió su sentido original. Hoy tanto da que obramos al divino o al santísimo botón como afirmar que hemos hecho las cosas al cohete.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...