sábado, abril 30, 2011

HASTA LUEGO ......ERNESTO SABATO

(*) ERNESTO LASERNA para MACONDO

El viaje al Oriente Eterno, de Ernesto Sabato, en un 30 de abril gris, lleno de expresiones en Santos Lugares y obviamente en los medios y segurarmente mucha tinta ahora correra y muchas letras se dibujaran para darle adios a un escritor.
Como saben mis lectores, yo no me considero un escritor, simplemente un mezclador de letras, por lo que en realidad con Ernesto me une el nombre y ademas la pasion por quemar algunas de nuestras obras.

Asi que hoy, he quemado alguans hojas escritas, pensando que esas cenizas seran parte del fuego sagrado y que no la veran mas ojos de los que las dibujamos, pienso que asi habra pensado, él cuando quemo sus letras, cierto grado de barbaro nos une tambien ó piromano, la cosa es que se fue y lo cierto es que ahora veremos a los hipocritas hablar loas de un escritor.

Yo rescato al intelectual comprometido, a ese Sabato es al que quiero rendir testimonio de militancia, el abrió la puerta del horror con un NUNCA MAS, y creo que de alli su vida dió un giro trascendental, le toco ser el forense de una dictadura asesina, me imagino sus ojos ante tantos nombres de seres desaparecidos y pienso que su alma  habrá estallado en la mas cruel de las impotencias.

Tambien su valentia de escribir y mostrarse, cosa que yo evito detrás de un seudonimo que es mi  atalaya ante tanta vanalidad y mi libertad para poner mis letras en los ojos de otros. Generalmente los mezcladores de letras, nunca llegamos a ser escritores, somos marginales de ese mundo, porque jamas encerrariamos nuestras letras entre tapas para que queden presas de un libro, excepto si vamos a rendir amor a nuestra musa inspiradora, Sabato creo varios libros, pero sus letras siempre se fugaron de esas prisiones, y se instalaron en el común de la gente, pero injustamente fueron no invitadas a las escuelas ó a las universidades entre sus bibliotecas.

Lo maravilloso de Sabato no es tanto su obra, sino ser VECINO de Santos Lugares, esa muestra de ser igual con  la gente del pueblo, de convivir en esa aldea, creo es el mejor de los ejemplos que deja para nosotros, como una imagen de lo terrenal que no todos los escritores pueden concretar por su vil vanidad.

En definitiva no ha muerto Sabato, ya que su obra nos lo traera a cada momento, por lo que será eterno, ante los ojos de muchas y muchos, que serán sin duda acariciados por sus letras.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...