sábado, junio 18, 2011

PERROS


Por FIDE para MACONDO
De mi vida con mis perros:
He escuchado varias veces la frase ¨vivir como un perro¨, denotando en su contenido ciertos caracteres peyorativos.

Los perros traen consigo una gran sabiduría, infundida en su ser por la misma madre naturaleza. Su modo de vida, aunque condicionado por la vida del hombre, conforma una excelente filosofía de vida. Los perros son naturalmente amables, compañeros, inteligentes, humildes, fieles… y podría nombrar un sinfín de características que les son propias y que nada tienen que ver con el significado que normalmente se le atribuye a ¨una vida de perros¨. 

Pues insisto, la vida de los perros, comparada con la nuestra, la de los humanos, es mucho mejor. Ellos hacen de su vida, un honor. Logran aprender, transmitir, comunicar, complacer a sus cuidadores, y por sobre todas las cosas, disfrutar. Si la vida es un regalo y hay que disfrutarla, que mejor que ¨vivir como los perros¨.

 Habrá quienes mencionen la hostilidad, como un carácter común a los perros, pero no es pasible de ser considerada negativa: la agresión en defensa del territorio y la comida, forma parte de su instinto y del de cualquier especie, conforma otro de sus dotes. 

Si volvemos a nuestra comparación, los humanos no distamos mucho de ellos en este sentido, podemos ser hostiles en algún momento y lugar, sin ir más lejos, lo hacemos todos los días en nuestros empleos, donde la competencia por lo que es nuestro se defiende a uñas y dientes, incluso si esto se realiza en detrimento o en perjuicio de un compañero… la diferencia es que los perros defienden lo que es suyo sin la intención de dañar a un compañero, su único cometido es la defensa en sí misma, y lo hacen con excelencia y honradez.
Mi avidez por observarlos y aprender de ellos, de la vida de los perros, nació conmigo. 

Es una de las características que me definen como persona. Amo a los animales, y sobre todo a los perros, pues ellos han sido mis grandes compañeros de viaje en esta vida, la que disfruto con ellos. 

Constituye una de mis metas el cultivar esta pasión por los animales, transmitir a otras personas las enseñanzas que de los perros he tomado, desterrar el ¨especismo¨ (esto de subestimarlos por creernos una raza superior) y que las personas logren considerar a los animales como prójimos. 

Vivir como perros es totalmente agradable y sano.

Dicen que quienes aman a los animales tienen un alma más noble…
.......¿ la mía ha de serlo?.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...