sábado, noviembre 12, 2011

PARTE DE GUERRA

 

Por Federico Gastón Waissmann Parisi

Es que con mi amor
mas no sea por rencor
voy a saquear su cuerpo,
después de vencerlo,
voy a tomar prisioneros
muchos o todos sus besos
y reclamaré sus labios,
aunque se entreguen tiesos
como recompensa
confusa pero expresa.
Y cuando sus ojos
miren otros ojos,
perdida en vano,
con un poco de desgano,
la magia de las pupilas
que me ven pero no miran,
con manos en alto
y el corazón compacto,
llenando cada músculo,
cada rincón minúsculo,
de determinante rigor,
me apartaré tranquilo,
seguiré caminando
talvez desplazado
por sus brazos invisibles
que no me evitaron
entrar en su campo…
de batallas, guerras
y censuras que ahuyentan.
Es que los soldados
seremos usados 
para otras guerras
y presentaremos, fieras,
las sangrantes heridas,
porque cada una 
será tan profunda
como la cuchilla
que hirió mi inocencia.
Cuando vuelvas a mirarme
tan sólo por rozarme
con tu filo de espinas,
con tus hojas asesinas,
no me busques en vano:
no estaré esperando.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...