martes, diciembre 06, 2011

EL ANGELITO PRINCIPIANTE

  •  JOSE LUIS LUCAS NUÑO 

En una navidad, un angelito principiante, decidió pasearse por el mundo. Quisó ver como vivía el mundo la navidad. Y Decidió empezar por el corazón de los hombres.
Pero lo vió frío, solo lleno del afán consumista. Deseosos de presumir entre los vecinos con los bellos adornos y la decoración hermosa de sus casas. En una competición permanente con todos sus vecinos.
- ¿Dónde está el amor que trajó nuestro Señor cuando nació en este bello planeta?
- Se pregunto el inquieto angelito, horrorizado por tanto egoismo.

Y decidió no parar de buscarlo. En cada corazón que encontrase.
Pero hasta los niños, lo más dulce y bello del planeta. Estaban solamente preocupados por los regalos que recibirían esa navidad.
Ninguno estaba deseoso de prescindir de sus bellos presentes y de compartirlos con los seres pobres que habitan en este planeta.
La verdad es que solo estaban pendientes de si mismos.

La tristeza más grande cubrió la cara del angelito.
Y totalmente desanimado volvió al cielo.
Al dirigirse a la puerta guardada por el venerable San Pedro, este se dió cuenta de la tristeza del dulce angelito y curioso por su cambio de animo. Le pregunto:
- ¿ Qué te pasa dulce Manuel? Esta mañana te ví partir llenó de alegría.
¿ Por qué vuelves con tanta tristeza? ¿Qué es lo que te ha pasado?
- El angelito miró con sus tristes ojos al Ápostol y contestó: " los hombres se han olvidado del sentido de la navidad, ya nadie la celebra como una fiesta de amor y generosidad. Solo están preocupados por presumir de su riqueza, ante los demás"
- El Ápostol se le quedó mirando con una dulce sonrisa y dándole una cariñosa palmada en su espalda, le contestó: "Y porque no haces nada para enseñarselo, esa es tu misión. Tú debes ser su maestro. Pide ayuda si lo necesitas. Seguro que tus hermanos los angeles te ayudarán si se lo pides."
Entonces la cara del angelito cambió, no lo había pensado. Decidió pedir ayuda a los angeles, sus eternos amigos. Quería que los hombres sintiesen lo que era la navidad.
Al llegar a la tierra vió como una pareja solitaria, pedía ayuda. Ella estaba a punto de dar a luz. la gente solo estaba preocupada por llegar a tiempo a las tiendas para comprar lo necesario para la cena familiar. Era nochebuena y las tiendas estaban a punto de cerrar. Y nadie estaba dispuesto a ayudar.
Sobrecogida por el dolor de las contracciones. La joven madre se retorcia. Los angeles decidierón ayudar y quedarse junto a la pareja. Dirigiendoles con su luz hacía un lugar abandonado. Que por lo menos tenía un techo.


Entonces el angel recordó como empezó la navidad y se apareció ante los hombres y mujeres mostrandoles su luz. Dejandoles estupefactos y asustados.
Alzó su voz angelical y habló: "Hijos e Hijas de Dios, necesitó vuestra ayuda. Un dulce niño esta apunto de nacer. ¿Quereís acompañarme?"
La gente ante el prodigio tan dificil de ver, decidierón seguirle.
Al llegar, el dulce niño ya había nacido. Y el resto de los angeles le estaba cantando la más celestial de las nanas.
La cara de los padres brillaba de felicidad, acariciando al recien nacido. Que dormía plácidamente entre las manos de su madre.
Todos aquellos que lo vieron decidieron entregar todas sus compras a esos dulces padres. Eran testigos de un prodigio.
El milagro de la navidad se había repetido de nuevo. Y todo el lugar estaba lleno de luz y de amor. Y una paz tan intensa que llegó hasta al más egoista de los corazones.
Desde el Cielo, el amoroso Jesús de Nazareth. Sonrió complacido. Esa fué la más bella navidad, que había vivido desde hacía mucho tiempo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...