lunes, enero 16, 2012

TRES POEMAS DE KARELYN BUENAÑO

Karelyn Buenaño, Mérida, Venezuela, 1980 (*)


TODA BUENA AMA DE CASA


Toda buena ama de casa
despeinada
sin ambages
con el vientre lleno de orquídeas y canciones
se hamaquea
en las esquinas del amparo
y a tientas
reconoce
el luto de cualquier sonrisa limpia
de ojos bajos
como cuando reconoce
alguna fruta madura
pequeñita
caída
muy temprano

Toda buena ama de casa
impregna el pan
y la mesa
con el perfume de su alma
Las manos
son las mismas
aunque su mundo de verdad
se murió
con la evolución de los almanaques
y con la mortaja
misma
que las nostalgias mismas se tejieron

Toda buena ama de casa
no envejece
se detiene
y entre sus alegres desmemorias
todavía sabe qué día es domingo
por la plegaria de los árboles
la edad del aire
el color del cielo

Toda ama de casa
toda puta
toda nacida de mujer
sabe en su pecho la mentira universal:
que domingo
no es día de descanso
y cada vez menos el día del señor
más bien
es día perfecto
para agarrar las maletas y largarse
ver películas
en fin
no hacer un coño
No me muero
no amo
no rezo
no me acuesto más con nadie
no paro más
no me quejo
no lloro
ya no me calo este madero
de mierda
no joda
cómanse un cerro
cabrones
coños de madre
porque no quiero
porque no vivo
y porque no me da la perra gana.


-(Fragmento)


Hace días me senté bajo el árbol, y sentí sin duda
que muy pronto sería madre.
Las madres saben que son madres,
y también en qué momento serán madres.
Entonces fui a examinarme con un doctor.
"Lo que tiene usted en el vientre no es una criatura:
es una inmensa bola de mierda." ''No puede ser, doctor,
si hasta le puse un nombre precioso: Jazmín.
Usted sabe que la mierda no tiene nombre,
la mierda no despierta los sentidos.
Y esto se siente tan vivo, invencible, tan colosal, real!
Cuando lo llamo por su nombre mi hijo se sacude a los cuatro
vientos, se alboroza, ¡parece un corrientazo ... !" "No y no.
Lo que le digo es la verdad,la fidedigna,
la única que siempre le dirán...
Lo siento, es su palabra contra la mía ... "
"Se equivoca, patán:
es mi hijo contra todas sus mierdas absolutas,
porque yo sé que sí lo tengo, que sí vive, que sí patea ... "

Me levanté enojadísima,
con ganas de romperle la cara al doctor, alicaída.
No tengo un hijo en realidad, pero sí en verdad.
En algún lugar del mundo extraordinario de la sangre,
no sé si dentro o a extramuros de mi cuerpo.
Y aunque hoy no pueda demostrarlo,
una voz en la vigilia el chasquido
de la hojarasca, las grietas del árbol,
el zumbido de la mosca,
el silencio bien bordado de la araña, el éxtasis del tiempo,
la certidumbre de ser oída-me repite y me repite
lo mismo hasta que a veces me quedo sorda.




AD EFESIOS

El dinosaurio a la plancha me previno del desafuero de buscar
[la verdad
con detectives sexo y rayos láser

El dinosaurio en sopa gratinada
me hizo papita la tez apachurrada
en la sala de visitas del hastío

El dinosaurio a la vinagreta me recuerda el sentido del humor
[sin gracia que había en tu tímida- 

funebridad
cejas sin luces
fauces sin estela

El dinosaurio vegetariano
me hacía sentir ineptamente superior a
[tu infeliz condición de alma
comecarne insomne barata putrefacta occidental
pagana santurrona sabrosona
hija de mamá
-con el marido de la otra más cercano-

El arroz con dinosaurio
me decía que la vida debió ser otra vida
(lamento
jamás haber tenido
otros affairs estimulantes que ofrecerte
en nuestros días de magias en desvelo)

El dinosaurio al horno lo comimos
la otra tarde

Nuestra fe en las vueltas de la vida
comenzó a recalentarse en sus excesos

Las croquetas de dinosaurio son de las que menos recomiendo
servicio rápido de muerte lenta
se sirven siempre después del trago fuerte
quitan el aire

compungen las entrañas
saben a plástico de anacoretas urbanos con un ataque de
[falsa hipocondría.

(*)Poeta.
Estudiante de Idiomas Modernos y de Literatura Hispanoamericana en la
Universidad de los Andes. Obras publicadas: "Sin duelos ni retornos"
(página Penúltima Escritura, diario Frontera, 1998), "La ciudad nos
cantará para abrazamos" (mención especial poesía premio DAES 1999), y
"Complejo de Dido" (premio poesía DAES 2003). También tiene trabajos
inéditos como: "Orán" (novela breve, 2000), "La caída" (2002), "Oficio
de lámparas" (2004) y "Siniestra" (2005) El poemario "Trópico de Circe"
fue seleccionado junto con 169 obras literarias para el Certamen Mayor
de las Artes y las Letras 2004.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...