sábado, febrero 04, 2012

SERGEY ESENIN






OTOÑO
a R. V. Ivanov


Silencioso, en la espesura del enebro, en la pendiente,
el otoño, yegua rojiza, rasca las crines.

Sobre el manto fluvial de las orillas
se oye el resonar azul de sus herraduras.

El viento asceta con su cauteloso paso
aplasta las hojas en las salientes del camino.

Y en el arbusto de serval besa
las llagas rojas del Cristo invisible.
.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...