martes, abril 24, 2012

CUANDO TE VISTES DE ALEGRÍA Y PAVESA





hay que sacarse adelante el polvoriento

que por no ser, no lleva el remiendo ni la chispa

sabiendo que su pavesa, atropellada

ni sacarse las pieles rotas ha deseado,

extrañezas vagas despide en el entresuelo

como queriendo reservarse del mal aprovechado.



Sentidos campeantes atajos han comenzado,

no saben de razones y no quieren ser remitidos

tienen destinos diferentes porque no saben de requiebros,

sed ya no consumen ni lo quieren en su propia camisa

entre elásticos puntos inservibles tienen sus afectos,

que se olvidaron de saber ser sinceros

para no hablar de ellos mismos tan solo.



Si nunca has llorado por algo triste,

porqué has de comerte un refrán

que ni has buscado ni te sabe a verdad…

son soluciones que te estampan

como algo impropio y a la vez,

sin pedirlo ni beberlo

tienes que asentir y asumirlo.



Son romper las barreras de los sentidos

comprendiendo el quehacer diario,

no volviendo la cabeza atrás

y sí mirar… hacía delante

sin cabecear por nada ni por nadie.



Tienes razones sin apariencia

y ni tan siquiera las estampaciones son reales,

que ya te han cargado las sin razones

con tiempo a destiempo injustamente.



Reales los movimientos irreales,

salen de su guarida como lobos resquemados

luego, más tarde se viste de tristeza y alegría

cuando todo o nada se aclara con tanta facilidad,

planeando sin aviones ni de papel ni de metal

visionan lo indiferente más que lo presente,

siguen un camino que no controla la congoja

y si atizan las costumbres que pierden su rumbo angosto.



Zumbidos direccionables desátanse

por arte de magia involuntaria,

plásticos dediles rozan de lado

las apariencias inertes que se acercaron,

sobrecogense por todos los costados

solo rozan a penas y entre medias,

sentimientos inhábiles descalzados

como si fuesen palabras en desuso.



Ya no oigo un palpitar, solo escucho un acorde

atravesando el trayecto de los días,

repicando aquél sendero de la ensenada

al cabalgar despacio y sin subir peldaños,

ahora revivo mis quehaceres

destapando los sueños en el baúl

quedando tan solo los recuerdos del ayer,

postrados en la pared del olvido insensato.



Palencia, domingo 22 abril 2012.

Poema nº. 15/2012

©Mía Pemán

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...