viernes, mayo 18, 2012

UNA FLOR Y UN BESO





Una flor y un beso cálido
En la gloria están viviendo,
Más esa caricia tierna
Va en busca de la lejanía,
Que al presente pertenece
Como si agua clara fuese.

Un beso cercano y tibio
Es esa zalamería embelesada
Que en mi almohada quedose,
Como si fuese un halo aterciopelado
Relleno de sabor apuesto.

¡Ah… La flor radiante
Que visita mi alcoba!
Más ese pajarillo que la acompaña
Y entre gemidos quisiera quedarse,
Ninguno de los dos desea marchar
Porque nunca se han visto
Ni en la llanura de la oscuridad siquiera.

¡Ese murmullo que se ha quedado…
Tras su estela fugaz,
Queda impreso como un susurro
Dado en la claridad del día!
Pero incluso a destiempo…
Es el más fulgurante de los besos,
Que un amor adormecido
Puede llegar a encontrar,
Tras la oscura noche
Que deja entrever
Tras el amanecer del nuevo día.

¿Quién es el beso y quién la flor?
Esos dos tesoros que ni se conocen,
Tampoco se han divisado aún
Que ya saben descifrarse,
Para identificar el viento suave
Unida a la delicada brisa
De una mañana o un atardecer.

Palencia, lunes 10 enero 2011.
Mía Pemán



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...