martes, junio 26, 2012

HAY TANTA BELLEZA



@ ALEJANDRO CARRIQUE



Hay tanta belleza en mi entorno. Hay tanta belleza a mi alrededor que no sé como voy a hacer para enfrentar al mundo de los mundos: no sé como voy a hacer para enfrentar al universo. Y si me refiero a la belleza, en este caso, no me refiero ni al arte ni al aspecto físico de la materia, ni a Pamela, sólo me refiero al movimiento trivial o a la locura intranscendental; es decir: Hola que tal. Mañana va a llover. El sábado Boca va a ganar.

Siempre fui alérgico a lo convencional, a la rutina obsoleta-mental. Pero me fui dando cuenta que es todo realmente sensacional, y no es que viva borracho o drogado, sólo que he evolucionado demasiado.

Hay tanta belleza a mi alrededor que no puedo parar de suspirar y enloquecer cada día más.

Cuando compro el pan y me miran con sus ojos desde allá. Se creen que están vivos y a lo mejor si lo están. Uno ha nacido torcido. Uno siempre ha buscado y ha vivido en la penumbra donde se agita el intelecto y la ansiedad se desviste todo el tiempo. Uno es una máquina que busca. Uno, desde la quietud pensante, abarca el universo y acaricia astros y planetas enfermos. Uno no tiene tiempo para los ojos del pan y el hola que tal, ni Boca va a ganar. Por eso hoy digo y creo: Hay tanta belleza a mi alrededor porque he evolucionado demasiado. Contradicción: materia cósmica de mi corazón. La contradicción es energía pura y parte del amor. Hay un amo del universo. Dios barre mi cama cada vez que sueño. Me observa y me cautiva con su mirada llena de rabia. He evolucionado demasiado y eso no le agrada, aunque sabe bien que cada día es distinto y la contradicción me maneja como a un niño.

¡Qué locura! ¡Qué suspenso! ¡Qué dolor! Espero el amor; algo tal simple como la belleza. ¡Qué locura! ¡Qué suspenso! Espero al amor. Algo tan simple como el dolor. Contradicción. Dicción cósmica. Amalgama espacial. Payasito letal. Cucaracha locuaz. Cencerro ilegal. Caballito fetal. Marioneta total. Bicicleta lunar. Hojarasca verbal. Clarividencia mordaz. Regocijo mental.

Espero el amor, o mucho más que eso; ella es tanto que se escapa de Dios. Ella es tanto que me eleva; acaricia permanentemente mis pies. Si pudiera tocarla valoraría más el pan, el hola y chau y Boca va a ganar. Me gustaría ser un tarado mental.

Si pudiera cuidarla sería un gigante perfecto y feliz. Si pudiera taparla sería una frazada mágica.

Si pudiera olvidarla... estaría muerto.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...