sábado, abril 27, 2013

UNA HISTORIA


                        


Un sabiondo abecedario,

con un libro fue a jugar,

el libro de su riqueza

se jactaba sin cesar.



El sabiondo abecedario

siempre lo dejaba hablar…

porque el pobre tan pequeño

¿Qué le podia contar?...



-Yo tengo valles y rios

tengo montes y praderas

tengo la ciudad entera,

tengo el mar, tengo el desierto,

tengo el soldado, un amigo,

tengo el malo y el mendigo…

en fin, una historia que contar

¿Por qué te quedas callado

y al hablar tartamudeas?

eres difícil mi amigo

aun, no logro entenderte

pues, si no estas unido como podrian tenerte?

no tienes ni una historia

y si no sabes hablar

a quien entretendras

si no tienes luna, sol,

versos, pajaros, amor,

o nada que se asemeje?



El pequeño abecedario,

se quiso recuperar y queriendo meditar,

para contestar al momento,

dijole en tono muy serio,

cuando aprendan a pensar,

notaras que mis esencias

formaran en mi presencia,

lo que ha formado tu cuerpo,

y volviendo a reiterar

¿y de que esta formado tu cuerpo

que no sea de mi esencia?

Son tus esclavas mis letras

y si las ubicaran mal

¿Qué tendrian que contar?

Ya no serias un libro

sino, solo un fastidio

al que tendrian tirado,

pobre, pobre abecedario, dijo el libro en una risa

y de que sirve tu esencia

si te ubicaran mal?

Espera… si no puedo continuar

estariamos los dos perdidos…

tu te formaste en libro,

porque yo, te enseñe a hablar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...