domingo, febrero 23, 2014

MAR BLANCO en MACONDO




No soy de amores breves,
te lo dije.
Jugué de pequeña en la calle.
cuando las luciérnagas iluminaban el
camino de vuelta a casa.
Compraba el pan en la esquina,
veía la tele en familia.
En fin, cosas de siempre, sencillas.
Al contrario que tú.
Todo en ti me parece un espejismo.
Desde tus ojos de agua marina
hasta las estrellas fugaces en la piel
bordeando tus músculos
mojados y erguidos.
Tengo miedo a saltar
sobre los charcos luminosos.
Alguien me previno de los
resfriados y la profundidad.
Eso, lo de la brevedad,
mejor para Juarroz o quizás para Sabines
que se han juntado para hacerme un guiño.
Sin embargo
me encantan las botas de agua.
Pensándolo mejor
por qué no calzármelas y
atreverme a chapotear los latidos
que me tienden hacia ti.
A fin de cuentas que más da
que te conozca hace cuatro días.
Puedo dejarte estos dos versos,
los que tengo en la punta de la lengua
dispuestos a salir;
echarlos al suelo como las migajas en el cuento
de Pulgarcito.
Reclamo para mostrarte el camino
de las caricias que tengo entre los dientes.
Para decirte que si,
que he cambiado de opinión,
(de forma distraída)
como si no me diera cuenta
de la tempestad que te causan mis caderas
sobre los tacones rojos
de doce centímetros;
y dejarte adivinar el final de este poema
que me ronda la cabeza.


FUENTE : https://www.facebook.com/mar.blanco.79

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...