sábado, noviembre 15, 2014

FERNANDO SARRÌA en MACONDO




Si yo deseo un agua de Europa, es la de la charca
negra y fría donde hacia el crepúsculo embalsamado
un niño en cuclillas lleno de tristezas, suelta
un barco frágil como una mariposa de mayo.


A. Rimbaud

En esta noche de estrellas, entre los dedos y ante mis ojos
ha cabalgado Júpiter encendiendo los bordes del jardín.
Violetas traslúcidas como pequeñas luciérnagas
se han depositado en mi piel quemándome,
y no eran tus labios ni tus dientes hambrientos por la ira,
sino el botín perdurable de un buen recuerdo.
Hay aviones cruzando el estrecho sendero hacia el sur
y estelas abandonadas que ya no llevan a ninguna parte.
Hoy quisiera volver a las viejas carreteras del mar,
a inundarme del yodo y de la brisa heladora que me incendia.
En tu piel hay restos de un pasaje de la Biblia.
Eres una mariposa que me devora,
yo un niño triste navegando solo
por los viejos pergaminos que me hablan de Europa.
Puedo amarte, ser tu silencio, la bitácora donde hurgar una noche.
Ven a mi cama, hay pendientes entre las sábanas viejas cuentas,
en la bañera pondremos agua muy caliente.
Mientras suene la música todo ira bien.

f.

Poemas de la incertidumbre


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...