domingo, diciembre 07, 2014

HOMBRE MUERTE


@ Nobuo Ayukawa

Por ejemplo, desde
los pasos en la niebla
o en todas las escaleras
surge la imagen opaca de un testamentario.
… Es el comienzo de todo…
Ayer lejano…
sentados en una cantina oscura
no sabíamos qué hacer con nuestras caras torcidas
mirando el sobre de una carta
“¿No habrá sombra ni forma?”
…Ya que fracasamos en morirnos, así estaban las cosas.

Amigo, el cielo helado de ayer
permanece en el filo de la navaja.
Sin embargo, he olvidado dónde y cuándo
te perdí.
Fue una época de oro, tan efímera…
jugábamos a ser dioses, a trastocar signos
murmurando:
“Ésta es nuestra antigua receta”.

Siempre era otoño, ayer y hoy
“En la tristeza llueven hojas muertas”
Esa voz, entre las sombras de la gente o en las calles
ha seguido su camino de plomo negro.

El día del funeral no había palabras ni
asistentes.
No había lugar para la ira, ni para la tristeza, ni tampoco
quejas débiles.
Alzando la mirada al cielo
permanecías acostado tranquilo
con los pies metidos en tus pesados zapatos.
“Adiós, no vale la pena creer en el sol ni en el mar”.
Amigo que duermes bajo la tierra,
¿Aun duele la herida de tu pecho?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...