miércoles, enero 14, 2015

ACERCA DE LA EXPRESIÒN " NO HAY TUTÌA"



@ Dr. LUIS ALPOSTA



Grabado antiguo donde se ve la aplicación de atutía a un paciente

El óxido de zinc, en forma de polvo o ungüento, es utilizado tradicionalmente en medicina por su acción protectora en determinadas afecciones de la piel. Cubriendo la superficie cutánea inflamada o lesionada forma una capa que impide la irritación por fricción. Cuando existen excoriaciones y secreciones, esta sustancia, por su poder absorbente, posee efectos secantes y, en cierta medida, actúa también como antiséptico y antiinflamatorio. En odontología, combinado con el eugenol (sustancia esta responsable del proverbial olor a consultorio de dentista), forma una pasta que es la que se utiliza como material de obturación provisorio en el tratamiento de las caries.
El óxido de zinc, preferentemente en forma de ungüento, ya en la antigüedad era utilizado por los médicos árabes y se lo conocía con el nombre de atutía, que, tempranamente, pasó a formar parte de la medicina occidental.
Atutía devino luego en tutía; y el dicho popular no hay tutía, con el que se da a entender a alguien que no debe tener esperanzas de conseguir lo que desea o de evitar lo que teme, proviene de la expresión original no hay atutía, la que hacía alusión a la imposibilidad de curar alguna enfermedad.

Por lo tanto, esta expresión no hace referencia alguna a las hermanas de nuestros padres. Y en esto no hay tutía.


FUENTE : http://mosaicosportenos.blogspot.com.ar/

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...