sábado, febrero 21, 2015

JUEVES






Palencia, jueves12febrero2M15.

Poema n6 y Acróstico n8/2015.

©Mía Pemán


Y, JUEVES, eres…

vienes con olor a descanso,

eres la esquinita de mis primores

cuando pienso que estás al llegar,

me alegro una eternidad

tenerte y pasearte de lado a lado,

es sentirse en la gloria del día de mañana.



Te muestras algo nervioso y por qué,

me pregunto yo… no será

que la brisa de la mañana,

altera tus sinsabores inexactos

quizás, es muy posible sentirse así

sin saber que el día se vestirá de blondas,

pues… estamos en vísperas de Carnavales

y las máscaras vienen solas y de visita.



Jaleillos en la escalera,

se perciben en el corralillo

más, no son todos los que están

ni los que están, son todos

Unidades en el anaquel, muévense

como peces al agua fresca

Esquinitas te guardas en el recodo,

no pasas desapercibido

vienes soleante y rezumbón,

renovando espacios y resaltando orillas

Vales más, que un potosí entero

y eso, que a lo mejor no lo sabes

pero es bien cierto, así te vemos todos

los qué ansiamos aparezca tu llegada,

cuando aún al principio de los siete días estamos

pensándote y cuanto menos… recuperando,

los instantes que podamos vivir de nuevo

al ir a tu primor encuentro al comenzar la mañana,

Es tu nombre “Jovis díes”, día de Júpiter

qué del latín proviene,

también llamado Trueno

por dios germánico Donner o Thor,

Salero, entonces llevas en tus alforjas

eres el cuarto de la semana,

y precedes al día siguiente “viernes”



Ya las orejetas salen de paseo

en las casas de sus manteles,

enseñando las puntillas y los bordados

como si fuesen pompones reverenciados.



Salen las torrijas a la bandeja, dejando

su rastro de miel y azúcar glaseada,

a la rica leche mojando rebanadas

que del día anterior se quedaron en la espera,

con el huevo batido

entre los pompones de la vainilla y el limón rallado.



Vienen despacio las visitas,

a rebosar les llegarán las sillas de empeño

sin recordar, qué asientos duros tienen

así no se quedarán mucho tiempo.



Son los empeños de quienes te quieren bien,

rezagados en su talega del bien mirar

sabiendo, ser generosos en bandeja de alabastro

que por decir, no quede

se las rebobinan muy a gusto,

cuando te ponen las más atropelladas

sabiendo que no les vas a reclamar nada.


FUENTE : https://mapiemsa2015.wordpress.com

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...