martes, enero 31, 2012

ALUCINADA




Quién me puede aconsejar si voy errante

siguiendo el sabor de tu piel, de tu voz,

de tus besos?

¿Cómo puedes alejarte, así de pronto

entre el reflejo de noche y el deambular de mis días perdidos?

Sigo el curso de tus pasos desaparecidos en la maraña

de la incertidumbre.

Voy sin tregua acechando tu aroma

enredado en las horas sin tiempo, sumido en el cristal de la oscuridad.



Busco entre elipses de soles, estrellas caídas,

la forma de continuar este capitulo,

páginas en blanco que necesitan tu roce.

¿Cómo puedo darte alcance en la selva caótica del entendimiento?

Mis pensamientos circunnavegan el perímetro

de la locura y ya no tengo paz, debo alcanzarte.



¿Quién puede desasirme del abrazo atrapado en mi pecho,

de tus labios que encendieron los míos

con una flama insaciable?

La flecha que enveneno de amor las ruinas de mi piel,

y alucinó el vacío de mi existencia.

¿Quién?


Dicen que es sólo imaginación,

que vivo un espejismo.

Tan absurda esta manera de amar a un desconocido,

creación delirante de un deseo,

torbellino de un mar en agonía.

Pero no, yo sé que estuve anidada en tu pecho

sentí el palpitar de tu sangre,

mi sombra se mezclo con la tuya

y fuimos dueños de la luna menguante.


Deja que las horas descansen su presura,

y regresa los pasos, hazte luz,

escribe en mi cuaderno tu crepuscular mensaje de amor.


Hazte luz, que todos te vean

y aleja el laberinto hipotético de la soledad

que me asedia sin tu presencia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...