miércoles, mayo 09, 2012

J. JACQUES RABEARIVELO en MACONDO

@ J. JACQUES RABEARIVELO 


Aquí estás

Aquí estás,
en pie y desnudo.
Limo eres, lo recuerdas;
pero en verdad eres el hijo de esta sombra parturienta
que se apacienta de lactógeno lunar,
luego la forma de un fuste tomas lentamente
Por esta pared baja que atraviesan los seños de las flores
Y el perfume del estío en su reposo.

Sentir, creer que raíces te brotan en los pies,
corren y se retuercen como ávidas serpientes
hacia alguna fuente subterránea
o se enlazan en la arena
y ya te unen con ella, a ti, oh viviente,
árbol desconocido, árbol no identificado,
que elabora frutos que tu mismo has de coger.

Tu cima,
en los cabellos que sacude el viento,
encubre un nido de pájaros sin materia;
y cuando a acostarte vengas a mi cama
y yo te reconozca, hermano mío errante,
tu contacto, tu aliento y el olor de tu piel
suscitarán ruidos de alas misteriosas
hasta las fronteras del sueño.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...