domingo, julio 15, 2012

DURO EL TRASIEGO





 



Caminando por la vida…

qué difícil situación,

sí trabas encuentras

a lo largo del camino,

y siempre el mazazo

justo en el medio.



Restos qué quedarán

sin olvidarse su contorno,

no por más que trascienda

su olvido acabará por llegar.



Arranques de osadía

cuánto menos te lo esperas,

después del tiempo

el perdón sentirá

sin tibia razón

exigiendo algo

que muerto puede acabar.



Pensando en el presente,

las envidias descolgadas

viajan despacio

y en solitaria tristeza.



Juzgados de guardia

sin denunciar… acuden,

más la ocasión sí la pintarán

bastante más calva

de lo normal y usual.



Ahora el enfurruñamiento

se ha quedado en su sitio,

no podrá despegarse

sin antes dañar

lo que el viento norteño

se ha de quedar.



Nada más que las llamadas

aférranse a quedarse

mudas y alicatadas,

el tiempo correrá deprisa

pero, su atrasada hazaña…

sin razonamiento se queda.


Ni siquiera una mínima llamada…

qué te diga… alguna cosa,

cuánto menos una frase…

que la existencia recrimina,

porque, no más qué lo juzga

cada paso que das,

golpazo de campeonato

por si fuese poca cosa

castigazo desmesurado.



Una gran bronca sin sentido…

desprende de cuajo… los cimientos,

y no por qué fue la ocasión

qué perfecto la pareció,

no… las intenciones

corrieron bien acompañadas

encima del engranaje.



Duro el trasiego…

más las apariencias

a veces engañan más qué confortan,

todo es malo

si se toma en demasía.



En el Estrella, desde Tarragona a Palencia

©Mía Pemán

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...