domingo, agosto 12, 2012

AJEDREZ

@ MIGUEL RUBIO ARTIAGA



Soy la Reina y soy la muerte
y también el peón suicida

que veloz se interpone,
en la diagonal de un alfil
que apuntaba al Rey,certéramente.
Soy el caballo que salta de lado,
y que emboscado espera
el descuido de una torre,
anclada en su rol centinela,
que sabe acabará en sus redes.

El tablero pintado por un tuerto,
que queriendo pintarlo blanco,
se equivocaba de ojo bueno
y eso sí,con mucho cuidado,
le salió la mitad, en cuadrados negros.

Soy el enroque siciliano,
una fortaleza inexpugnable
firme sobre su muralla firme,
como el mismo Muro de Adriano.

El reloj tenaz e implacable
que te empuja a jugar,
y se incrusta en tu cerebro
con el,Tic Tac trepanador,
de su sádico ritmo endiablado.

Yo soy la salida de blancas
y el fantasma de Capablanca.
A veces,el soldado prescindible,
el preso voluntario
y la estrategia equivocada.
Soy la Dama y mi corte
es la verdadera y no la del Rey,
siempre cobarde en la lucha,
dispuesto siempre a las tablas,
con una guardia pretoriana,
escondiendo su temblorosa figura.

Soy el ordenador que ganó a Kasparov
y las dos torres que un niño
superpone, para que en sus juegos,
haga de flamante cañón.
El combate ordenado en filas,
de un ejército de dieciseis guerreros,
a las órdenes de cuatro gigantes,
que moviéndose en el tablero
son como samurais de katana asesina
que al cruzarse con la Reina al medio,
y con ella de comandante,
luchando a muerte por el tablero,
provocan el final,Jaque Mate.
La silueta de un Rey caído,
que ha perdido el estandarte.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...