domingo, octubre 26, 2014

A VECES





@Ángela C Aranda C
 

A veces
cuando se apagan los colores que encienden la mañana
cuando los relojes son crueles y esconden la palabra
cuando flaquean los sueños, las fuerzas, las ganas
cuando el temblor de la noche secciona la garganta
A veces
cuando la tierra se abre paso y el paso ya no alcanza
cuando la mano que se extiende no abarca, ya no abarca
cuando los ojos que buscas apartan la mirada
cuando la piel se detiene (y se pierde) en medio de la nada
A veces
cuando respirar es llanto clavado junto al alba
cuando la pupila grita a golpe de una lágrima
cuando la caricia ardida se extingue entre las sábanas
cuando la brújula dimite y aquel faro que latía se pierde en la distancia
A veces
la disciplina de estar vivo,
esa que puede matar,
es lo único que nos salva.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...